rdago de los crticos a la ministra Sira Rego en una IU fracturada en tres: “Que los afiliados se pronuncien”

[ad_1]

El relevo de Alberto Garzn como coordinador federal de Izquierda Unida (IU) ha dejado al aire una fractura interna del partido en tres corrientes: la que encabeza la ministra de Juventud e Infancia, Sira Rego, que lanz unilateralmente su candidatura para hacerse con el liderazgo de la organizacin; la auspiciada por la poderosa federacin andaluza, que, junto a una parte de la maquinaria del PCE, ha empujado al ex dirigente regional Antonio Mallo a dar un paso al frente para forzar a alcanzar un acuerdo de mayora; y la de quienes cuestionaron en su da los trminos de la confluencia con Podemos y ahora hacen lo propio con Sumar, que tiene como cabeza visible a Jos Antonio Garca Rubio, ex miembro de la Ejecutiva de Cayo Lara.

El propio Mallo tambin ha expresado sus recelos hacia la formacin de Yolanda Daz, a la que ha recomendado que aplique la humildad en sus planteamientos polticos mxime en un momento de giro del PSOE con un incipiente y sutil ataque hacia su socio minoritario de coalicin. En este sentido, en un artculo publicado este domingo en Pblico apuntaba que las primarias celebradas en IU para la candidatura a las elecciones europeas contaron con una participacin de 7.245 militantes que eligieron masivamente a Manu Pineda y Marga Ferr como representantes, no lejos de las 8.179 que participaron hace 10 das en las primarias de la direccin de Sumar.

A Rego, que es la cuota de IU en los cinco puestos del Consejo de Ministros que ostenta el partido de Daz, no slo se la considera la representante de la corriente ms prxima a los planteamientos de la poltica gallega, sino que tambin muy mayoritariamente como la sucesora natural de Garzn. El origen del choque interno se sita en el modelo de partido por el que apuestan diferentes sectores, uno de los cuales considera que la titular de la cartera de Juventud e Infancia defiende una posicin ms presidencialista, con una figura de coordinador federal con mucho poder, en vez de optar por una direccin ms colegiada.

La coportavoz federal de IU, Amanda Meyer, que fue la primera que expuso su objecin a que Rego se hubiera postulado de forma unilateral, se mostr partidaria de dar la palabra a la militancia para dirimir quin sucede al ex ministro de Consumo. Sera un error pensar, al menos en IU, que las asambleas se resuelven entre negociaciones de dirigentes. Ahora de lo que se trata es de que las asambleas, los afiliados y afiliadas, tomen la palabra, que son los protagonistas, expuso en una rueda de prensa, aunque sin llegar a defender abiertamente la conveniencia de unas primarias, informa Servimedia.

Para evitar que se produzcan mediante el acuerdo de una lista de consenso, el partido tiene de plazo hasta el 29 de abril, fecha tope para la presentacin de candidaturas. De concurrir finalmente varios aspirantes, el nombre del ganador se conocer en la asamblea convocada para el 18 y 19 de mayo de 2024.

Estoy totalmente convencido de que alcanzaremos una candidatura de unidad que aglutinar la diversidad de IU y a un porcentaje que supere el 80% de la militancia, confa Carlos Snchez Mato, responsable federal de Propuesta Programtica del partido. Las cosas avanzan en la buena direccin, remarca.

Segn el ex concejal del Ayuntamiento de Madrid, la sntesis en el programa poltico es prcticamente total y las diferencias en lo organizativo son menores. A lo que apostilla: Ahora se trata de poner nombres y tenemos gente muy buena y muy vlida. Soy optimista, llegaremos a un acuerdo.

Aun as, en IU se da por hecho que habr minoras que presentarn su propia candidatura, aunque sin un documento poltico alternativo sino enmiendas puntuales al consensuado por las corrientes mayoritarias. En 2021 tambin hubo un proceso de primarias cuando Garzn opt a la reeleccin como coordinador federal, que fue refrendada con el 76% de los votos de los militantes, mientras que la lista del sector crtico a la unidad con Podemos –La Izquierda Necesaria-, encabezada por Antonio Garca Rubio, obtuvo el 20%.

Ante la posibilidad de que las dos corrientes mayoritarias acaben llegando finalmente a un acuerdo, desde la que busca hacer de contrapeso a Rego ya han deslizado cules sern algunas de sus condiciones. En el citado artculo de Mallo, apelando al histrico dirigente de IU Julio Anguita, advierte que los modelos de hiperliderazgos han tenido su espacio en una etapa de desborde que, en estos momentos, simplemente, no existen.

Adems, el potencial aspirante de la federacin andaluza apunta que a pesar del endiablado calendario de este proceso en una organizacin que debate hasta las comas de los documentos, y a mucha honra, no se puede hacer pasar como un trmite administrativo. Posiblemente haya habido quienes han tenido esa tentacin, pero eso es no conocer a nuestra organizacin. No forma parte de nuestra cultura poltica y no lo va a ser en este caso tampoco, desliza.



[ad_2]

Source link