El PP de Ayuso se niega a eliminar el término “minusválido” del estatuto de Madrid hasta que haya “una mayoría distinta en el Congreso” | Noticias de Madrid

[ad_1]

El presidente de la Asamblea, Enrique Ossorio, la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y el portavoz parlamentario del PP, Carlos Díaz-Pache, en junio de 2023.
El presidente de la Asamblea, Enrique Ossorio, la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y el portavoz parlamentario del PP, Carlos Díaz-Pache, en junio de 2023.Fernando Sánchez (Europa Press)

El PP de Isabel Díaz Ayuso ha decidido emplear su mayoría absoluta en la Asamblea de Madrid para vetar la eliminación del término “minusválido” del estatuto de autonomía regional. Aunque los conservadores parecían haber alcanzado un acuerdo con Más Madrid y PSOE para acometer la reforma, su portavoz parlamentario, Carlos Díaz-Pache, ha anunciado este lunes que no permitirán que el cambio fructifique hasta que el PP no controle el Congreso de los Diputados. ¿La razón? Que una reforma de este tipo debe ser refrendada por la Cámara Baja, donde ahora mismo el PSOE y sus aliados suman más votos que el PP y Vox, lo que les daría la oportunidad de “juguetear” con su contenido, y modificarlo, añadiendo reformas sin pactar en la Asamblea autonómica, según la argumentación del portavoz de los conservadores.

“El PP está comprometido con la defensa de las personas con discapacidad”, ha dicho Díaz Pache en la rueda de prensa semanal que sigue a la reunión de la junta de portavoces del Parlamento. “No vamos a apoyar la propuesta del PSOE y Más Madrid porque una vez que se aprobase, el estatuto llegaría al Congreso, donde Pedro Sánchez y los independentistas lo están esperando para jugar con él”, ha sostenido, sin concretar en qué basa esa afirmación. “Sabemos positivamente que el independentismo catalán se ha fijado en la Comunidad de Madrid, que el Gobierno de Pedro Sánchez cede a todo lo que piden los separatistas y no vamos a darle como arma de negociación a Sánchez el estatuto de autonomía”, ha seguido, sin detallar cómo le consta que Junts o ERC tengan en la diana el estatuto madrileño. “Esta reforma pretende ser un caballo de Troya para que Pedro Sánchez y el separatismo jugueteen con el estatuto, y deberemos esperar a que haya una mayoría distinta en el Congreso para llevarla a cabo”.

Sin aportar prueba alguna durante la rueda de prensa, el portavoz del PP ha considerado que la reforma se podría usar para introducir cambios en el estatuto que podrían afectar a la política fiscal y económica del Ejecutivo de Díaz Ayuso.

Todo arrancó a finales de enero. El portavoz del PSOE, Juan Lobato, propuso entonces eliminar del estatuto el concepto de minusválido, en consonancia con la modificación que se había realizado en la Constitución Española, y que contó con el patrocinio del PP para eliminar el término “disminuidos” y sustituirlo por el de “personas con discapacidad”.

Los conservadores madrileños se abrieron desde el principio a ello, pero avanzaron que en la negociación de la reforma se podrían incluir otros temas: cambiar el nombre de la Asamblea por Parlamento de Madrid, incorporar la figura del Decreto Ley para situaciones de emergencia o rebajar el número de diputados de la Cámara.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Para evitar que las negociaciones quedaran bloqueadas, los grupos parlamentarios de la izquierda (PSOE y Más Madrid) registraron el 21 de marzo la reforma para sustituir el término “minusválido” por “personas con discapacidad”, a la espera de que los populares finalmente agregasen sus propuestas en la modificación de Estatuto. Una apuesta que ahora ha quedado en nada, puesto que la negativa del PP impide que se alcance la mayoría necesaria para lograr el cambio.

Veto a la investigación del bulo contra EL PAÍS

Además, la Mesa de la Cámara ha vetado este lunes un puñado de comparecencias de miembros del Gobierno solicitadas por Más Madrid y destinadas a esclarecer cómo impulsó el jefe de gabinete de la presidenta regional, Miguel Ángel Rodríguez, un bulo contra dos periodistas del diario EL PAÍS.

Tras conocer que este alto cargo filtró a medios afines la foto y el nombre de dos redactores de este diario que investigaban una ramificación del caso de presunto fraude fiscal que afecta a la pareja de Ayuso, acusándolos falsamente de acosar a menores durante sus pesquisas, el partido de Manuela Bergerot reclamó saber cómo habían llegado los datos de los informadores hasta las manos de Rodríguez, y cómo los había distribuido este entre medios afines para lograr su publicación.

Para ello, Más Madrid solicitó las comparecencias del consejero de Presidencia, Justicia y Administración Local; del Consejero de Medio Ambiente, Agricultura e Interior; del Director General de Seguridad; y de la Directora General de Medios. Ninguna de esas peticiones ha pasado este lunes el filtro de la Mesa de la Cámara, donde el PP goza de mayoría absoluta, al tener cuatro miembros, por uno de Más Madrid, otro del PSOE y uno más de Vox.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

[ad_2]

Source link