Tras Milei, Lagarde y De Guindos: Ayuso viaja a Alemania justo cuando su pareja declara por su caso de presunto fraude fiscal | Noticias de Madrid


La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que este viernes recibirá en la sede del Gobierno autonómico al presidente de Argentina, Javier Milei, se desplazará la próxima semana a Alemania para entrevistarse con la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde; y su vicepresidente, Luis de Guindos; además de con directivos de Siemens, DHL y Deutsche Bank. El viaje, anunciado mientras los departamentos jurídicos del PSOE y Más Madrid analizan la posibilidad de recurrir la medalla con la que se condecorará este viernes a Milei, coincidirá con la declaración judicial, el lunes, de la pareja de la presidenta, Alberto González Amador, como investigado por la presunta comisión de dos delitos de fraude fiscal (cuya comisión fue admitida por su abogado) y uno de falsedad documental. Los dos conviven en una vivienda que ha estado en el centro de la polémica por haber sido reformada sin los preceptivos permisos, según concluyó una inspección del Ayuntamiento. El desplazamiento de Ayuso se extenderá hasta el martes e incluirá un acercamiento al ejecutivo de la región de Baviera (Múnich), emulando las alianzas estratégicas que ha ido tejiendo Madrid con Lisboa (Portugal) o Paris Île-de-France (Francia).

“El objetivo es trasladar las políticas económicas y libres de trabas burocráticas [de Madrid] que facilitan la actividad y suponen un polo de atracción para los grandes proyectos”, explica el Gobierno de la Comunidad de Madrid en un comunicado. “[Se busca] seguir atrayendo inversión a la región, con encuentros en destacadas empresas de este país germano que ya operan en la Comunidad”, añade sobre una actividad exterior que no han dejado por ahora grandes resultados conocidos, pero sí han ofrecido una gran oportunidad de promoción para la figura de Ayuso.

La intensa agenda internacional de la presidenta de Madrid, que arrancó con un viaje a Estados Unidos en 2021, llegó a su punto culminante en febrero. Entonces, como avanzó este diario, Ayuso se saltó un pleno de la Asamblea convocado para controlar a su Gobierno para asistir en Bucarest (Rumanía) al congreso del PP europeo. Intentando evitar la polémica, el equipo de la baronesa organizó encuentros institucionales de carácter menor para poder afirmar que el desplazamiento era oficial, y no partidista. Pero dio igual. La oposición estalló. “Se le ha subido la mayoría absoluta a la cabeza”, llegó a decir Juan Lobato, el secretario general de los socialistas en la Comunidad de Madrid.

Antes y después, Ayuso ha viajado por medio mundo, y ha convertido a la Real Casa de Correos, sede del Gobierno madrileño, en parada obligatoria de todos los políticos de opciones liberales de América. Así, la presidenta de Madrid ha pasado por Miami, Lisboa, París, Londres, Bruselas, Venecia, Washington, Varsovia, Nueva York, Jerusalén o Marsella. La factura consecuente, de decenas de miles de euros, ha sido engrosada por los desplazamientos de un equipo de Telemadrid para dar cobertura su actividad exterior en los informativos de la cadena de televisión pública.

Isabel Diaz Ayuso EEUU
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en las inmediaciones del edificio del Capitolio, en 2021.Craig Hudson. POOL (Europa Press)

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Los resultados más tangibles han sido la firma de memorandos con Île-de-France o Lisboa que esbozan la posibilidad de colaborar en la petición de fondos europeos, según explicó la propia Ayuso. Una señal más de que la presidenta de Madrid, tan crítica siempre con la acción exterior del independentismo catalán, apuesta fuerte por la política internacional: vender Madrid para atraer inversión a Madrid.

En paralelo, Ayuso ha recibido en Madrid a algunos nombres políticos clave en la esfera del mundo liberal, que la líder madrileña aspira a representar: los que en ese momento son el alcalde de Lima, Jorge Muñoz Wells; el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y luego su sucesor, Daniel Noboa; el de Colombia, Iván Duque, o el encargado de Venezuela, Juan Guaidó. Además, se ha citado con decenas de embajadores en su despacho de la Puerta del Sol: del Reino Unido a Japón. Esa actividad frenética, sin parangón entre el resto de presidentes autonómicos, ha despertado algo más que recelos en el Gobierno de España desde su mismo comienzo.

Enfado por Guaidó

Febrero de 2020. Carmen Calvo, por entonces vicepresidenta primera del Gobierno de España, explota. “La política exterior es asunto del Gobierno de España y es intolerable que el PP quiera utilizar instituciones como el Ayuntamiento de Madrid o la Comunidad autónoma para eso”, dice en una entrevista publicada por EL PAÍS, apelando a la lealtad institucional. “Están haciendo política exterior donde no corresponde”, recalca. “Y exigimos que se respeten las instituciones”.

¿Qué ha ocurrido? Entre otras cosas, que Ayuso ha recibido con todos los honores a Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, al que extiende alfombra roja, procura un baño de masas en el corazón de la capital de España, y permite organizar un encuentro con su padre en un exclusivo chalet del Canal de Isabel II. En contraste, el Gobierno central opta por la discreción: una cita en la Casa de América con la ministra de Exteriores, y sin el presidente del Gobierno. Las chispas que saltan consecuentemente son el aviso del fuego que está por venir. Porque ese día, Ayuso comienza a explotar las múltiples posibilidades que le ofrece la política exterior.

Así se llega hasta este viernes, cuando la recepción a Milei, que día sí, día también, critica e insulta al presidente español, Pedro Sánchez, ha llevado a varios ministros a acusar a Ayuso de “deslealtad institucional”. El acto tendrá lugar este viernes, tras publicar el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) el decreto con la concesión de la Medalla Internacional de la Comunidad de Madrid al presidente de Argentina. A la cita ha convocado Ayuso a todos los argentinos que quieran acercarse, intentando provocar un baño de masas como el que se dio en 2020 cuando la visitó el venezolano Guaidó. Cuando la ceremonia acabe, la presidenta se pondrá a pensar en su siguiente viaje: el lunes y el martes de la próxima semana estará en Alemania.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter sobre Madrid, que se publica cada martes y viernes.



Source link