Metro de Madrid solo completa 37 de los 92 ascensores previstos en el plan de accesibilidad de 2020 | Madrid | España

El metro de Madrid presume de ser uno de los más accesibles del mundo y de avanzar hacia la accesibilidad universal. Lo primero es cierto; lo segundo, una promesa que va con retrasos. De sus 302 estaciones, hoy un más del 60% tienen ascensores y dispositivos complementarios que permiten que personas con movilidad reducida o familias con carritos de bebé puedan acceder tranquilamente a las instalaciones. Es el sistema con mejor accesibilidad universal en Europa y, para avanzar aún más, la empresa Metro cuenta con dos planes que buscan alcanzar un accesibilidad en el 82% de sus estaciones, pero ni el primero se ha cumplido en su totalidad y el segundo ya tiene retrasos en licitaciones y obras.

El Plan de Accesibilidad 2016-2020 priorizó instalar 92 ascensores en 16 estaciones antes de que terminara el año 2020. Sin embargo, a la fecha, aún faltan 55, es decir, más de la mitad. Luego, en 2021, Metro de Madrid formuló un segundo Plan de Accesibilidad en el que prometía no solo terminar los trabajos pendientes del anterior programa, sino instalar otros 103 elevadores en 24 estaciones para el año 2028. De los primeros seis puntos donde se debían empezar obras entre 2021 y 2023, según el plan original, solo se ha cumplido el cronograma en Menéndez Pelayo, que estrenó dos ascensores en septiembre. En el resto de estaciones del segundo plan de accesibilidad se han replanteado prácticamente todas las fechas de inicio de obras según el último documento de seguimiento que, al final, advierte de que “los datos de ‘Inicio de Obra’, ‘Número de Ascensores’ y ‘Presupuesto Estimado’ tienen carácter provisional hasta la finalización del proyecto y contratación subsiguiente”.

Isidro Barqueros, Secretario de Movilidad Sostenible del PSOE Madrid, afirma que los retrasos se ven en todas las fases de cada obra, desde la planeación, hasta la contratación y ejecución. Del Plan 2016 – 2020, pone como ejemplo la estación Avenida de América que, según el documento original, debió comenzar obras en 2018 para instalar 10 ascensores y terminarlas en 2019; pero la adjudicación solo se dio hasta el primer trimestre de 2022. Hoy avanzan los trabajos en esta parada y se preveía la entrega en el primer semestre de 2025; pero el pasado junio se modificó el contrato y se dio un nuevo plazo: febrero de 2026. Tardará siete años más de lo previsto que lleguen los ascensores a Avenida de América, que funciona como intercambiador de transportes en el que confluyen cuatro líneas de metro y una terminal de buses urbanos, interurbanos y de largo recorrido. “Estamos hablando del derecho de la movilidad de cientos de miles de madrileños que, por distintas índoles, no pueden acceder al metro. No es un capricho de querer coger un ascensor para evitar escaleras mecánicas”, resalta Barqueros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Del Plan 2016 – 2020, que cuesta 141 millones de euros, también faltan las estaciones Begoña, Ventas, San Bernardo, Diego de León, Méndez Álvaro y Alonso Martínez. El proyecto de Diego de León, por ejemplo, era una de “prioridad I” en el plan, que primero fechó el inicio de obras para 2020 y, luego, lo reprogramó para 2022. Diego de León debería tener hoy 14 ascensores que beneficien a los pasajeros que necesitasen ir al Hospital de La Princesa o a los hospitales universitarios Gregorio Marañón y Ruber Juan Bravo; pero tras año y medio de la adjudicación, no hay señales de alguna excavación para los pozos de los elevadores.

Por otra parte, Ventas y San Bernardo están adjudicadas y pendientes de comenzar la construcción de sistemas accesibles. La empresa Metro asegura que en Ventas el inicio de obras es “inminente” y reporta que la estación de Méndez Álvaro está en fase de redacción del proyecto de ejecución, la primera etapa del proceso. Los únicos vecinos que sí ven cerramientos e intervenciones físicas son los que frecuentan la estación Begoña, donde una lámina azul de metal cubre el punto donde se perforará para instalar una parte de los siete elevadores asignados.

Obras de instalación de ascensores en la estación de metro Begoña.Ana Puentes

La empresa Metro de Madrid argumenta que el cumplimiento del primer plan ha tardado más de los esperado porque ha sido necesario “adaptarlo y actualizarlo” y esto “ha supuesto modificar algunos de los plazos previstos o la inclusión de nuevas estaciones”. “Además, la casuística de cada estación concreta es diversa”, indican, vía telemática. El documento de 2016 ya advertía, además, que modernizar las instalaciones era complejo por tratarse de un sistema de transporte casi centenario y porque no siempre se contaba con espacio en las aceras para excavar los fosos. María Acín, diputada y portavoz movilidad de Más Madrid en la Asamblea, añade que una de las explicaciones que le han dado a su partido es que las obras de accesibilidad se han “acoplado” al Plan de Modernización de Estaciones y al Plan de Retirada de Materiales con Amianto. “Tiene sentido porque entras a una estación y haces todas las intervenciones de una vez; pero lo cierto es que retrasa la accesibilidad”, comenta Acín.

Lo preocupante para algunos sectores de la oposición es que el Plan 2021 – 2028, con un presupuesto estimado de 331 millones de euros, tampoco parece ir a buen ritmo. Acín cuestiona que se haya empezado un segundo plan de accesibilidad sin haber terminado el primero. “Es cierto que durante la pandemia se paralizó el sector construcción. Pero no justifica que saquen un proyecto nuevo faltando tanto por hacer”, dice Acín, que asegura que ahora que es madre se enfrenta a lo difícil que es moverse en transporte público por la ciudad con coche de su bebé. “No sabes la yincana que es viajar en metro. Yo tengo que rehacer todos los recorridos porque si voy con mi bebé, no puedo hacer el camino directo. Voy enlazando, tomando buses, buscando qué estaciones tienen no solo ascensor, sino total accesibilidad por dentro”, relata.

El Plan 2021 – 2028 tiene un avance del 9,25% a julio de 2023 y con prórrogas en los cronogramas de 20 de las 24 estaciones. Se han adelantado, sin embargo, los proyectos técnicos de Manuel Becerra, Artilleros y García Noblejas. Para Santiago Bernabéu incluso, ya se abrió proceso de licitación. Sobre ese segundo plan, la empresa Metro ha aclarado que los elevadores de las estaciones Ibiza, Oporto y Vicente Aleixandre “no están en trámite” pero que se harán “más adelante”.

“El ritmo del Plan 2021 – 2028 no es lento, es lentísimo. Me temo que va a ser papel mojado, al igual que gran parte del plan del 2016″, asegura Barqueros, que desde el PSOE ha hecho seguimiento a ambos procesos. En medio de la espera, están los 222.148 madrileños con discapacidad física y los 1′3 millones de adultos mayores que viven en la Comunidad.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Source link