Los nios de Castro Urdiales intentaron huir conduciendo el coche con el cadver de su madre dentro tras matarla en casa


Actualizado

Los nios de 13 y 15 aos detenidos por matar a su madre en Castro Urdiales (Cantabria) la tarde del pasado mircoles quisieron emprender una huida con el cadver que se present inviable desde el principio. Su intencin, segn revelan a EL MUNDO fuentes de la investigacin, era escapar conduciendo el coche de su madre, con ella dentro, tras cometer el crimen y deshacerse de l en algn tramo del trayecto imaginario que trazaron. Con esta pretensin, J. y E. arrancaron el vehculo -despus de haber subido a Silvia, ya muerta-, para salir del garaje familiar pero cuando uno de ellos puso el pie en el acelerador, el vehculo se empotr contra la pared.

Fue el final del desquiciante episodio que los hermanos haban firmado instantes antes en el piso familiar. Silvia y los nios estaban en casa y, por motivos que todava no han trascendido, se inici una discusin. Uno de ellos le dio una pualada mortal en el cuello con un cuchillo. Despus, especifican fuentes de la investigacin, la desnudaron -algo que desconcierta a los agentes que indagan en las circunstancias del caso- y le pusieron una bolsa de basura en la cabeza.

Con ella a cuestas, bajaron al garaje sin que ningn vecino les viera, la pusieron en el asiento de atrs y arrancaron el vehculo con la idea de huir. El que pretenda hacer de conductor dio un acelern que no pudo controlar y el coche qued estrellado contra la pared. En ese momento, los dos adolescentes decidieron alejarse de su casa. Eran poco ms de las 20.00 horas de la tarde del mircoles.

J. y E. -hermanos biolgicos a los que Silvia y su marido adoptaron hace aos- hicieron una llamada a su abuela materna asegurndole que haban sido vctimas de un secuestro. El reloj pasaba de las 21.00 horas. En una segunda comunicacin, le confesaron que algo haba pasado con su madre y desconectaron el mvil. La abuela haba dado el aviso a la Guardia Civil cuando le dijeron que les haban secuestrado.

Cuando se produjo esa segunda llamada, por tanto, los agentes ya haban descubierto el cadver de Silvia en el garaje. Tambin haban entrado en la casa y se haban sorprendido por el estado en el que estaba. La vivienda estaba revuelta y los investigadores encontraron evidencias de que se haba producido una pelea violenta.

La hiptesis de que pudiera tratarse de un caso de violencia machista perdi fuelle nada ms arrancar la investigacin al comprobar que su marido estaba trabajando una fbrica de Llodio (lava). La idea de que el hombre pudiera haber desaparecido con sus hijos se descart. Estaba destrozado, no poda crerselo, recuerdan las mismas fuentes sobre el estado del padre de los nios cuando le dieron la noticia de la muerte de Silvia.

Encontrar a los nios era una prioridad. Por eso, la Polica estableci controles en todos los puntos de Castro Urdiales y tambin en los accesos para tratar de localizar a los hermanos. A los dos menores se les buscaba en coches, maleteros, contenedores y portales en los que pudieran haberse refugiado. Fueron momentos de gran confusin. Se movilizaron recursos policiales y una ambulancia. Cinco horas ms tarde del hallazgo del cadver de Silvia, los dos hermanos fueron localizados en el parque Cotolino de Castro Urdiales. Eran las 2.15 horas.

Los hermanos estaban escondidos en los acantilados del parque Cotolino de la localidad. A los agentes ya no les quedan dudas de que los menores estn detrs de la muerte de su madre. El encuentro con ambos fue fro. Ninguno de los dos nios dijo nada a los agentes y parecan estar tranquilos. Uno acept la detencin sin mediar palabra, segn revelan las mismas fuentes consultadas. El otro, ech a correr y se escondi en el bosque. La Guardia Civil le localiz ms de una hora despus y tambin le detuvo.

Los investigadores de la Polica Judicial del Instituto Armado estn centrados ahora en concretar qu pudo llevar a los menores a cometer el crimen. Para ello, ya han comenzado una rueda de declaraciones del entorno de la familia con el objetivo de realizar una valoracin de cmo era la relacin entre los miembros de la unidad familiar o si alguno de los nios pudiera tener una patologa o si eran frecuentes las peleas. No constan denuncias previas al respecto y, en una primera fotografa, se trata de una familia sin problemas aparentes. Los investigadores creen fundamental el testimonio del padre de los nios, que se producir cuando las circunstancias lo permitan dado el estado de shock en el que se encuentra.

El menor de 15 aos fue puesto a disposicin de la Fiscala de Menores mientras que su hermano, de 13 y por tanto inimputable, permanece en un centro de primera acogida a la espera de que se le haga un informe donde se valore si puede o no regresar con su familia, con su padre en concreto.

El mayor ya est en un centro de menores en rgimen cerrado despus de que la juez decretara su internamiento en la tarde de ayer por la presunta comisin de un delito de asesinato, tal como consta el auto al que ha tenido acceso este peridico. El juzgado le ha impuesto esta medida por un periodo de seis meses prorrogables hasta que se celebre el juicio y haya una sentencia firme.

El chico fue explorado por el equipo tcnico adscrito al Juzgado de Menores de Santander, que emiti un informe. Despus, la Fiscala le tom declaracin y a continuacin pidi al juzgado correspondiente la adopcin de una medida cautelar de internamiento.





Source link