La Fiscala de la Audiencia Nacional pide aplicar la Ley de Amnista al terrorismo de los CDR


Actualizado

La Fiscala de la Audiencia Nacional ha apoyado este jueves la peticin de los acusados de los CDR de aplicarles la Ley de Amnista. Se trata de la nica causa abierta en la que la Fiscala ve delitos de terrorismo, por los que hasta ahora peda penas que llegaban a los 27 aos de prisin.

As lo ha expuesto el Ministerio Pblico en la vista de cuestiones de previo pronunciamiento ante el tribunal que debe resolver si se celebra el juicio. Lo ha hecho la teniente fiscal de la Audiencia, Marta Durntez, que ha reclamado que “se declare extinguida la responsabilidad penal y el sobreseimiento de las actuaciones”.

“No es objeto de esta vista ni me corresponde ninguna otra valoracin que la adecuacin o no de los hechos objeto de escrito de acusacin al mbito objetivo de la Ley de Amnista. El legislador, legtimo representante de la soberana popular, ha dejado muy claro en el prembulo de la ley su intencin de despojar de carcter delictivo los hechos que no hayan puesto en peligro derechos humanos y libertades fundamentales, facultad legislativa que ha sido avalada por el Tribunal de Justicia de la UE”.

La Fiscala present en su da un escrito de acusacin que reclamaba 27 aos de prisin para ocho detenidos en la operacin Judas y ocho para otros cuatro. El Ministerio Pblico considera que las actividades de la clula radical surgida de los CDR autodenominada ERT (Equipo de Respuesta Rpida) supusieron la comisin de delitos de pertenencia a organizacin terrorista y, para ocho de los investigados, tambin de tenencia, depsito y fabricacin de sustancias o aparatos explosivos e inflamables de carcter terrorista y de tentativa de estragos de carcter terrorista (ocho aos).

La teniente fiscal ha resaltado que ninguno de los hechos imputados puede considerarse una grave violacin intencionada de derechos humanos. “Los estragos no llegan a materializar ni iniciar ejecucin alguna. En consecuencia, si su voluntad hubiera sido poner en peligro la vida o la integridad fsica, es una realidad que eso no llego a producirse. Lo mismo sobre la tenencia de explosivos. No podemos partir de suposiciones sobre el dao que se podra haber causado, sino de certezas y ningn dao se produjo y no hubo graves violaciones de derechos”.

En contra de la aplicacin de la amnista se ha pronunciado como acusacin popular la Asociacin Catalana de Vctimas del Terrorismo, que pona voz a tambin a otras acusaciones populares. Segn ha expuesto el abogado Ignacio Fuster Fabra, lo hace por su “incompatibilidad tanto con el derecho europeo como con la Constitucin espaola”.

Antes de la intervencin de la teniente fiscal, las defensas han expuesto ante los magistrados que los hechos atribuidos a los acusados encajan perfectamente en el mbito de la ley. Y que no se cumplen los requisitos para excluirlos porque, aunque se consideraran actividades terroristas, no supusieron grandes violaciones voluntarias de derechos humanos.

Las defensas niegan que los hechos puedan calificarse como terrorismo segn la directiva comunitaria sobre la materia, que es la que toma como referencia la Ley de Amnista y que es menos restrictiva que el Cdigo Penal espaol. “No se puede entender que concurra en ellos ninguna finalidad terrorista”.

“Los propios escritos de acusacin revelan que no ha habido graves violaciones de derechos humanos, sino que se acusa de pertenencia a grupo terrorista, tenencia de explosivos y estragos, pero en grado de tentativa. Queda fuera de toda discusin la posible exclusin de los hechos y por tanto la amnista es aplicable a los acusados”, han sostenido las defensas.

La decisin sobre si la medida de gracia cubre las actividades de los CDR est en manos de la Seccin Tercera, que preside el magistrado Alfonso Guevara.





Source link