Felipe VI confirma que Espaa desplegar una batera Nasams antiarea para defender Estonia de Rusia: “No estis solos”


Actualizado

Espaa y Estonia son frontera de la OTAN y de la Unin Europea, tambin comparten la ilusin por la noche de San Juan, la ms corta del ao que en el caso de los Blticos les deja con poca luz apenas cuatro horas del da. En esta noche, Felipe VI lleg a Tallin para iniciar su primer viaje oficial a los Blticos con el objetivo de enviar un mensaje: Podis contar con Espaa como amigo y aliado. As lo expres el Jefe del Estado durante la cena ofrecida por el presidente de Estonia, Alar Karis, en el Palacio presidencial.

S de la importancia que los estonios dan a la Jaaniks, la noche mgica que nosotros conocemos como noche de San Juan. Una ocasin anual que marca el triunfo de la luz sobre la larga oscuridad de los meses de invierno. Este simbolismo no podra ser ms apropiado ante los tiempos difciles en los que vivimos, mientras una terrible guerra est sacudiendo el corazn de Europa y muchos de nuestros ciudadanos temen por su futuro, asegur el Rey. Espaa puede estar al otro lado de Europa, pero creedme, os sentimos muy cerca, insisti Don Felipe.

Estonia es el segundo pas de la OTAN que ms invierte en Defensa, es tambin el aliado que ms parte de su PIB ha destinado a Ucrania. Pese a ello, cuentan con un ejrcito de apenas 4.500 soldados y 40.000 reservistas, adems de escaso material. No tienen carros de combate, tampoco aviones. Es por ello que el Monarca en su discurso confirm: En pocas semanas volveremos a desplegar una batera NASAMS en Estonia para fortalecer la defensa area de vuestro pas.

Se trata de la segunda ocasin en la que Espaa despliega una batera Nasams en Estonia, como ya hizo en el segundo semestre de 2023. Las Bateras Nasams forman parte del sistema de proteccin area de un pas y precisan del despliegue de un centenar de soldados para que funcionen. Adems de los misiles con los que est dotado, la batera cuenta con radares de vigilancia y unos lanzadores conectados a un centro de control de fuegos, activo las 24 horas por si hay alguna amenaza area contra el pas. Asmismo, desde el centro de coordinacin trabaja el cerebro de la batera, que est conectado al sistema de defensa area.

Felipe VI aprovech la confirmacin del envo de las bateras NASAMS para reivindicar cmo Espaa -pese a ser el pas de la OTAN que menos invierte en Defensa y uno de los 9 que no alcanza el 2% comprometido en 2014- extiende nuestro compromiso con nuestra defensa comn, con tropas sobre el terreno y capacidades especficas en otras partes de Europa”, record entonces el Rey que “Espaa tiene ms de 4.000 soldados desplegados dedicados a la seguridad y defensa del Frente Este de la Alianza”.

Nuestro compromiso con los aliados es fuerte. Tambin con Ucrania, sintetiz el Rey. Tambin quiso reconocer el liderazgo de Estonia enfrentando la agresin y exigiendo justicia. Un liderazgo que parte de su primera ministra, Kaja Kallas, una de las polticas ms duras con Putin, cuyo discurso la ha colocado como aspirante al cargo de alto representante para la poltica exterior de la Unin Europea y le ha costado una orden de busca y captura por parte de Rusia. Estamos unidos por nuestro deseo y conviccin de retener a Rusia por los crmenes cometidos en Ucrania, insisti Felipe VI.

Ejercicio de la OTAN

El Jefe del Estado lleg a Tallin a las tres de la tarde (hora local), y fue recibido por el presidente con honores y un pase de revista. Tras mantener una reunin bilateral, el Monarca se dirigi hacia el Parlamento, que conoci junto a su presidente, Lauri Hassar. Desde all, Don Felipe se dirigi al puerto, donde estn atracados el portaeronaves Juan Carlos I y la fragata Blas de Lezo, ambas parte del grupo de accin rpida Dedalo24 y que se encuentran en los Blticos participando en el ejercicio Baltops, el principal ejercicio que la OTAN realiza en aguas del Bltico y que cuenta por primera vez con la participacin de Finlandia y Suecia como pases miembros de la OTAN.

Su objetivo es demostrar la interoperabilidad de los aliados y socios y la determinacin de la OTAN para apoyar la seguridad en la regin. Adems de tener un efecto disuasorio, con la participacin de ms de 9.000 efectivos a las puertas de Rusia. Para hacer una mayor demostracin de fuerza, por primera vez el Baltops tiene una orientacin ms anfibia, con grupos con capacidad de desembarco al mando de Espaa, Estados Unidos, Francia y Pases Bajos.

Felipe VI se embarc en el Juan Carlos I, donde mantuvo una reunin con la dotacin y agradeci sus meses de esfuerzo. En este momento y hasta que el portaaeronaves abandone la misin la prxima semana, Espaa tiene desplegados en los blticos 2.340 efectivos, siendo el pas con ms soldados sobre el terreno.

A pesar de que el viaje llevaba meses de preparacin y fue comunicado al Gobierno en tiempo y forma, por problemas de agenda ningn ministro ni secretario de Estado ha acompaado al Rey. Como adelant EL MUNDO, el viaje se concibi en un primer momento como una visita a las tropas espaolas desplegadas en los Blticos pero dado el inters de los presidentes por reunirse con el Jefe del Estado, se elev a viaje oficial. Tras la noticia inslita del viaje del Monarca sin acompaamiento del Gobierno, el Ministerio de Defensa anunci ayer a medioda que finalmente la ministra, Margarita Robles, se sumar al final del viaje, el martes, en Letonia. El lunes, el Rey visitar Lituania.





Source link