El detenido por el crimen de Morata de Tajuña, a prisión tras reconocer el crimen ante el juez | Madrid | España



El detenido por el crimen de los tres hermanos de Morata de Tajuña (Madrid), Dilawar Hussain Choudhary, ha ingresado este miércoles en prisión provisional acusado del triple homicidio de Ángeles, Amelia y José Gutiérrez Ayuso. El juez ha tomado esta decisión ante el riesgo de fuga y la posible alteración o destrucción de pruebas. “En el transcurso de la comparecencia, el detenido ha reconocido la autoría de los hechos y se ha ratificado en lo declarado ante la Guardia Civil”, especifica el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en un comunicado. Desde hoy ingresará en la cárcel de Estremera, en la que ya estuvo por una agresión previa a las víctimas a las que después asesinó.

El acusado se presentó voluntariamente en las dependencias de la Guardia Civil en Arganda del Rey este domingo por la tarde y aseguró ser el asesino de los tres hermanos de Morata de Tajuña. Los cuerpos de los tres hermanos de entre 71 y 79 años fueron hallados en el interior de su vivienda, con aparentes signos de violencia, en avanzado estado de descomposición y semicalcinados. Fueron los vecinos los que alertaron al alcalde de que llevaban mucho tiempo sin ver a los Gutiérrez Ayuso y que tenían miedo de que les hubiera sucedido algo. El jueves 18 de enero, la policía local consiguió una autorización judicial para acceder a la casa y descubrieron los cadáveres apilados en la entrada.

La hipótesis que los investigadores de homicidios de la Guardia Civil barajaron desde el primer momento fue la de un ajuste de cuentas por las deudas que las hermanas acumulaban desde hacía años. Según los testimonios de su entorno, Amelia y Ángeles hablaban desde, al menos 2017, de unos supuestos novios militares estadounidenses que habían conocido por internet y que necesitaban su ayuda económica para cobrar una herencia. Todo el mundo le advertía de que era una estafa económica, pero ellas hacían oídos sordos a las señales de alarma y les enviaban dinero regularmente. Primero, de sus ahorros, después, de sus pensiones y, en última instancia, de personas a las que pedían dinero, como todo apunta que es el caso de Choudhary.

Según fuentes cercanas a la investigación, las hermanas acudían regularmente al locutorio que Choudary tenía en Arganda del Rey para enviar dinero. Esa actividad llamó la atención del hombre y acabaron entablando cierta relación. También a él le hablaron de la supuesta herencia que iban a cobrar. Él acabó creyendo la historia que relataban las Gutiérrez Ayuso hasta tal punto que en 2022 vendió su negocio para prestarles efectivo, con la promesa de que le devolverían el doble, según fuentes cercanas al caso. Además, se instaló en su casa en Morata de Tajuña ese mismo año.

El dinero prometido nunca llegó y Choudhary, desesperado y nervioso por haberse quedado sin nada, se enfrentó a las mujeres. En enero de 2023 consta un atestado de agresión por parte del hombre a Amelia en el que queda reflejado que le dio “un bofetón”. En febrero, Choudhary ingresó en prisión por asestar a la misma hermana tres martillados y patearla en el suelo. Salió en septiembre de 2023 después de llegar a un pacto con la Fiscalía por el que aceptaba dos años de condena. Los investigadores creen que, el algún momento de diciembre, después de seguir insitiendo a las mujeres para que le devolvieran su dinero, se presentó en la casa de los hermanos y los asesinó a golpes.

Debido a sus antecedentes, el ahora encarcelado fue el principal sospechoso desde el primer momento. Consciente de que todo apuntaba a él, Choudhary se entregó este domingo en las dependencias de la Guardia Civil de Arganda del Rey y explicó brevemente que él era el asesino, que lo había hecho por venganza por una deuda en “en torno a 50.000 euros”. En ese momento, los agentes avisaron al colegio de abogados para que le proporcionara uno de oficio y, desde el momento en el que fue asistido por su letrada, el detendo se acogió a su derecho a no declarar y tampoco llegó a celebrarse una reconstrucción en el escenario del crimen, como estaba prevista. A última hora del lunes, los agentes realizaron un registro en la última vivienda de Choudhary, un piso compartido con varios compatriotas pakistaníes en Arganda del Rey.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Hasta el momento de la agresión a Amelia en enero de 2023, su expediente delictivo estaba completamente limpio. Llevaba décadas instalado en España. Estas circunstancias hicieron que en 2022 consiguiera la nacionalidad española.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.



Source link